CARE TIPS

En mint&rose, estamos comprometidos con un consumo más responsable, por ello cuidamos mucho la calidad de nuestros productos para que compres menos, pero mejor.

A continuación, podrás encontrar los pasos y productos recomendados para cuidar tu mint&rose y alargar sus años a tu lado.

¿Cómo puedo empezar a cuidar mi mint&rose?

CALZADO

Utiliza la bolsita de tela que enviamos con tu par al guardar tu calzado para que esté 100% protegido.

Nuestra recomendación es que utilices hormas cuando guardes tu calzado para que este conserve su forma. Si el calzado es de tiras, lo mejor es que llenes la punta con pañuelos o con papel cebolla.

Procura no mojar tu calzado de yute, es un material que debe mantenerse seco. En caso de que se manche, puedes usar un paño muy poco húmedo con una gota de jabón neutro y frotar con suavidad.

Las suelas de nuestro calzado son de cuero, por lo tanto, suelen llevar un plástico protector transparente que debe retirarse antes de su uso. Podrás identificarlo fácilmente por la pegatina con flechas dibujadas.

BOLSOS

Para guardar tu bolso, envuélvelo en la bolsita de tela que te enviamos, rellénalo con papel cebolla y no lo dobles ni apiles con otros bolsos ya que puede perder su forma original.

PIEL

  1. Para dar brillo a tu calzado o bolso de piel, recomendamos utilizar nuestra esponja abrillantadora que elimina el polvo y da brillo a la piel
  2. Hidrata y limpia tu producto aplicando una capa final de crema hidratante-limpiadora a base de ceras (Care balm)  con una gamuza de algodón (Shoe duster). Puedes hidratar tu producto una o dos veces al año para aumentar la durabilidad de la piel.
  3. Impermeabiliza y protege tu producto frente a líquidos o lluvia suave con un protector en spray (Spray protector)

Si tienes un rayón suave en tu producto, te recomendamos aplicar un poco de aceite vegetal con un paño. El rayón irá desapareciendo a medida que vaya absorbiendo el aceite.

En caso de que tu calzado de piel se moje, te recomendamos rellenar los zapatos con papel cebolla y dejarlos secar. El papel absorberá la humedad y hará que no pierda la forma original. A continuación, coge un paño de algodón y presiona sobre las zonas más mojadas (¡intenta no frotar!). Aconsejamos no utilizar ningún tipo de secador artificial para que la piel no se acartone.

ANTE/ SERRAJE/ NOBUCK

  1. Para proteger y evitar las manchas en los productos de ante o serraje puedes impermeabilizarlos con un aerosol especializado (Spray protector). Te aconsejamos que primero realices una prueba en un lugar pequeño y poco visible para comprobar si causa daño en la piel. Después,cepíllalo suavemente con el Cepillo de ante-serraje.
    Para quitar el polvo te recomendamos pasar suavemente un cepillo de cerdas blandas (Cepillo de ante-serraje). Si fuese necesario puedes usar la Goma limpiadora para limpiar en seco suciedad y manchas superficiales.
  2. Si las manchas no han desaparecido, puedes limpiar manchas más profundas con el Limpiador ante-serraje. Agita el bote y aplícalo suavemente sobre la mancha. Posteriormente utiliza un paño con agua y frota suavemente hasta retirar todo el jabón y deja secar el producto durante al menos 1 hora. Es importante aclarar bien el jabón para que no quede ninguna mancha. Recomendamos dejar secar el producto al aire y no someter a fuentes de calor.
  3. Una vez que el producto esté seco, puedes usar el Cepillo de ante-serraje por la parte blanca engomada para peinar el ante/serraje.

TEXTIL

Estos materiales son delicados por lo que evita en la medida de lo posible las manchas. Para proteger y evitar las manchas puedes impermeabilizarlos con un aerosol especializado (Spray protector). Es importante realizar una prueba en un lugar pequeño y poco visible para comprobar que no va a dañar el textil y cepillarlo posteriormente.

  1. Cepilla tu producto con un cepillo de cerdas blandas (Dauber brush) para quitar la mayor parte de la suciedad y polvo. 
  2. En el caso de que necesites limpiarlo, puedes usar el preparado jabonoso especial y aplicarlo con la esponja (Limpiador textil) en la zona de la mancha. Agita el bote y aplícalo suavemente sobre la mancha.
  3. Aclara el producto con ayuda del cepillo ligeramente mojado (Dauber brush). Es importante retirar bien el jabón del producto para que no quede una mancha.
  4. Una vez hayas terminado, introduce papel para que no pierdan forma y déjalo secar. Recomendamos dejar secar el producto al aire y no someter a fuentes de calor.

CHAROL

Este material es muy sencillo de cuidar y es bastante resistente a manchas.

  1. Para los productos craquelados o de charol, utiliza una gamuza de algodón húmedo (Shoe duster) y frota con suavidad, esto les sacará brillo y quedarán como nuevos.
  2. Puedes hidratar el charol aplicando una capa fina de crema hidratante-limpiadora (Care balm) a base de cera con una gamuza de algodón húmedo (Shoe duster).

CASHMERE

Es normal que por uso de tus prendas de Stone estas puedan ensuciarse o que les salgan las famosas “bolitas”, por eso te traemos algunos consejos para prolongar la vida de tus prendas de cashmere. Puedes lavarlas a mano con agua fría y detergente suave. Evita retorcerlas y sécalas en posición horizontal.


No te preocupes si aparecen 'bolitas' o sucede lo que denominamos pilling, es normal y pasa debido al roce de las fibras. Puedes eliminarlas suavemente con una maquinilla quitapelusas o bien con un cepillo especial para cashmere.

×